« Ruta: Inicio > Historias > Ars tecnica | Archivos »

Ars tecnica


Si al arte le quitas el sentimiento, se queda en artesanía. Si al arte le quitas la artesanía, se queda en chapucería pretenciosa.
Hoy toca hablar de fotografía. La cita, que suscribo totalmente, es de Jorge Orte Tudela, un genial fotógrafo que tengo en mis contactos de flickr.

Ambas palabras, arte y artesanía, derivan del latín ars que originalmente significa técnica (τέχνη en griego), la habilidad de hacer algo. La distinción moderna viene de finales de la Edad Media cuando se empieza a distinguir al artista del artesano, aunque supongo que en la época clásica se distinguiría de la misma manera a aquellos capaces de crear objetos únicos.

El artista, en mi opinión, es un artesano que ha trascendido la técnica, la domina de tal modo que su creatividad logra niveles de expresividad imposibles para el común de los mortales. Pero la creatividad y el sentido estético por sí solos no hacen al artista. Uno podrá coger papel de periódico y arrugarlo y pretender que el resultado representa una alegoría del mundo moderno, pero lo más probable es que sin embargo esa "obra de arte" no sirva ni para limpiarse el culo con ella. Sin embargo habrá alguien que, queriendo representar una alegoría del mundo moderno arrugando papel lo hará tan bien que uno, al admirar el resultado podrá sentir lo que el artista quería transmitir. Porque arrugar papel puede ser una técnica y quizá haya quien vaya más allá del simple cerrar las manos apretujando una página y planee con minuciosidad cada pliegue, cuánta fuerza ejercer y dónde aplicarla.

En fotografía sucede lo mismo. Y además se ve más claramente. Pongamos un ejemplo imaginario. Supongamos que disponemos de dos ejemplares de la mejor cámara del mercado, con la mejor óptica disponible. Con una haremos que un fotógrafo tome un retrato de una bella modelo mientras que la otra la utilizará un pintor que en su vida ha apretado un disparador. ¿Quién creéis que haría la foto más bonita? ¿Y si pidiésemos a ambos que en vez de fotografiar pintaran un cuadro? Ambos artistas poseen similar sentido estético y creatividad. Lo que los diferencia sin embargo es el modo en que cada uno expresa su arte. Hacer una foto es más que apretar un botón en una máquina, igual que pintar un cuadro es más que pasar un pincel manchado en pintura sobre un lienzo.

Por eso encontraréis que los mayores artistas demuestran un dominio de la técnica que emplean, muchas veces incluso innovando, desarrollando sus propios métodos. Pensad en Picasso o Dalí. O pensad en Ansel Adams, que era un genio de la exposición y el revelado.

Desde luego yo no soy ningún artista fotográfico. Probablemente me falte creatividad. Pero de lo que estoy seguro es que tampoco soy un "artesano" porque ni de lejos domino la técnica y estoy lejos de poseer los materiales ideales. Por eso me veréis obsesionado con el equipo y comentando los aspectos técnicos de la fotografía más que la originalidad de tal o cual fotógrafo. En ambos sentidos tengo mucho por aprender, desde luego, pero supongo que antes de escribir "En un lugar de la Mancha..." Cervantes aprendería a escribir "Mi mamá me mima"


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://biomaxi.blogalia.com//trackbacks/44916

Comentarios

1
De: anso Fecha: 2006-11-28 11:03

El problema es que hoy en día hay poca gente que ame lo que hace. La gente quiere resultados rápidos y no se preocupa en adquirir la técnica (que nos guste o no, tiene su principal componente en el aprendizaje).

El arte del siglo XXI (y el del XX) es, en su mayoría, "chapucería pretenciosa".



2
De: BioMaxi Fecha: 2006-11-30 02:09

Creo que tienes mucha razón. En esta sociedad se ha vuelto muy complicado hacer nada "por amor al arte" así que raro es aquél que se dedica a lo que realmente ama y mucho menos puede permitirse (por falta de tiempo y dinero) perfeccionar esa pasión.

Pero también es que en la posmodernidad se ha valorado sobre todo la originalidad, incluso primando la transgresión de los métodos y tradiciones establecidas. Así que se hace difícil discernir al artista del mero pretencioso.

Con la fotografía al menos ésto es más fácil: hasta para desenfocar, sobreexponer o subexponer una toma hace falta saber qué se está haciendo, cuáles son el enfoque o la exposición correctos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.172.40.93 (cf4098a2eb)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Ir Arriba

Powered by Blogalia
Derechos reservados bla bla