« Ruta: Inicio > Historias > Preparando El Gran Viaje: los desaguisados | Archivos »

Preparando El Gran Viaje: los desaguisados


El último par de semanas han sido un jaleo descomunal. Como corresponde a la tardía confirmación de mi asistencia al congreso panamericano de biología del desarrollo en Cancún, todo ha sido un maremágnum de búsqueda de vuelos, reservas, hotel, compras de última hora, y todo ello aderezado con el workshop organizado en mi instituto.

Al final todo ha salido bien, a pesar de los descalabros ocasionados por la estúpida política de Mastercard en Holanda. Pero mejor eso lo cuento por el principio.

Falta menos de un mes para la fecha elegida para volar rumbo a México, ya me resignaba a encontrar vuelos carísimos pero, para alegría nuestra, Iberia me da la grata sorpresa de ofrecer unos vuelos razonablemente económicos (aprox 700 pp i/v) Madrid-Ciudad de México. Un vuelo directo Amsterdam-Cancún salía por lo mismo, pero como los planes eran subir de Cancún al DF en coche, pues de todos modos habría que tomar un vuelo DF-Cancún (cosa por cierto imposible, pero gracias a unos amigos supimos de la existencia del aeropuerto de Toluca desde donde es bien barato volar a la península de Yucatán).

Comoquiera que de todos modos pensábamos venir a Madrid unos días antes del viaje para estar con la family, por matar dos pájaros de un tiro elegí volar de Madrid a DF y así con un único vuelo Ams-Mad aprovecharíamos para estar por tierras patrias antes y después del Gran Viaje. Reservo los vuelos Mad-DF y Ams-Mad por iberia, así como el de Toluca-Cancún.

Ya me las prometía yo muy felices cuando, el lunes siguiente me encuentro en el correo un mail comunicándome que el pago había sido rechazado por Iberia y que tenía hasta el 29 de Mayo (ese mismo lunes) para hacer efectivo el pago o perdería los billetes. Esto me pasa por haber confiado en una de estas agencias de viajes on-line (ebookers.es, para más señas), nunca con ninguna aerolínea había tenido problemas de este tipo con las tarjetas de crédito. Tras un largo día de mails y llamadas telefónicas, los vuelos son cancelados por Iberia.

Efectivamente, la tarjeta había sido bloqueada por Mastercard por haber realizado una serie de pagos cuantiosos "desde el extranjero". Aparentemente, si uno compra por internet un billete a ebookers.es, el cobro viene desde España. Y claro, el mismo día habíamos comprado en iberia.nl, cobro respectivo localizado en Holanda, y para colmo en Volaris, México. Los ágiles mentales de la sección de seguridad de la tarjeta de crédito piensan que este tipo de pagos sólo son posibles si un malintencionado se ha hecho con mi plastiquillo y está intentando sablarme.

Sin embargo, los que estuvieron a punto de sablarme fueron los de Iberia, que también tienen curiosa política de cancelar las reservas si al segundo intento no se puede realizar el cobro. El vuelo seguía disponible, eso sí, pero 300 euros más caro. Por persona.

Así que ahora no vuelo por Iberia, sino por Delta Airlines, que por el mismo precio me ofrece además la posibilidad de pasar 10 horitas en NY (4 a la ida, 6 a la vuelta). Sí, el viaje se eterniza, pero como no creo que ni Mastercard, ni ABN AMRO (mi banco hasta que lo liquiden) ni ebookers ni Iberia se iban a hacer responsables de un fallo que desde luego no era culpa nuestra, pues mira, prefiero perder tiempo en la gran manzana que darles más dinero a esta panda de ineptos. Y menos mal que uno es previsor y dejé un día entre la llegada a DF y la salida desde Toluca, por si las moscas, que si no más jaleo.

Por si os pareciese poco, añadid a esto que hasta el pasado viernes no recibí confirmación formal de que mi registro para el congreso había sido efectuado sin problemas. Ese mismo viernes conseguí reservar habitación en el hotel Marriot Casa Magna, al lado del Gran Meliá que será la sede del congreso pero que lamentablemente ya estaba lleno. Afortunadamente los de Intermeeting son gente eficiente (y es una empresa mejicana, so much for topics).

Gracias a Google Maps podéis ver dónde estaré confinado durante una semana enterita. El hotel al norte de la nube es donde nos alojaremos, el que está al sur de la nube es el del congreso, al que no me quedará más remedio que acudir andando 250 metros por esa blanquísima playa frente a ese azulísimo mar. Sí, va a ser todo un suplicio tener que asistir a las charlas.


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://biomaxi.blogalia.com//trackbacks/50144

Comentarios

1
De: Fernando Fecha: 2007-06-13 02:06

he intentado ver el hotel, pero el enlace no funciona.



2
De: BioMaxi Fecha: 2007-06-17 20:23

Vaya, parece que se comió un trozo de URL y de texto al postear, veré si puedo arreglarlo.



3
De: BioMaxi Fecha: 2007-06-17 20:29

Ya va el enlace :-)



4
De: Evolutionibus Fecha: 2007-07-09 18:48

Me das hasta pena. JE.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.145.83.79 (b1f6a002a6)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Ir Arriba

Powered by Blogalia
Derechos reservados bla bla