« Ruta: Inicio > Historias > Día 3: Scuba duba doo! | Archivos »

Día 3: Scuba duba doo!


2007-06-15, 23.30, Cancún

A las 7.30 estábamos citados en el Aquaworld Marina para nuestro primer buceo en mar abierto, así que ahí nos presentamos bien puntuales. La marina está situada frente al Gran Meliá Cancún, del lado de la laguna, así que el barco nos llevó desde allí a mar abierto y hasta un arrecife cerca de Isla Mujeres.

El paisaje de la laguna me hacía pensar en Miami Vice. Árboles saliendo directamente del agua salobre, verdes hojas, troncos más grises que marrones, aves sobrevolando y yo todo el rato buscando algún caimán. Pero el único reptil que vimos durante el trayecto fue una pareja de tortugas ya en mar abierto, que sorprendimos en pleno acto sexual. Hicimos una parada para fotografiar el asunto hasta que el videógrafo que nos acompañaba se acercó demasiado y las tortugas se sumergieron. Para eso se inventaron los zooms, pringao ;-)

Sólo otros dos mejicanos y un yankee nos acompañaron en esta inmersión. Nuestro instructor resultó ser un chico de Barcelona súper simpático, que cansado de vivir en la República Dominicana se había mudado aquí a Cancún. Desde luego hay gente que sí conoce el significado de ?calidad de vida?.

Agua azul intenso pero transparente, desde la superficie se ve el fondo. Un pequeño salto adelante, y la impresión me sobrecoge. Simplemente no tengo palabras para describir lo que se veía. Creo que estaba tan excitado al ver tanto pez, los corales que se adivinaban 10 metros más abajo que me olvidé por completo de mi obsesión por controlar la respiración y simplemente respiré normal. Hicimos una inmersión sin problemas (aunque Laura tuvo que repetirla, al parecer su boquilla principal no funcionaba bien pero ya de nuevo en la superficie se puso la auxiliar y ya no hubo más preocupaciones) hasta el fondo, donde enseguida me encontré con la criatura que más me ha gustado de todas las que he visto. Se trata de un caracol que extiende su manto sobre el caparazón, de modo que no parece caracol ni nada, pero es precioso por el patrón de pigmentación que me recuerda al de un leopardo pero más clarito. En inglés lo llaman flamingo tongue, lengua de flamenco. Estaba sobre un coral, tal y como la fotografía que vi en la guía, así que intenté hacer lo propio con la cámara sumergible que había comprado. No sé si salió la foto.

De hecho a partir de entonces tuve un montón de problemas con la dichosa cámara, pues el mecanismo de avance del carrete parecía no funcionar. Listo de mí en vez de comprar una desechable de Kodak por 20 US$, preferí comprar una por 30$ que consistía en una cámara normal dentro de una carcasa. Así podré poner más rollos, pensé, y a la larga saldrá más barato. Craso error. La mía salió defectuosa y apenas sí hice fotos subacuáticas con ella. Otra gente con el mismo tipo de cámara, en cambio, sí estuvo haciendo fotos todo el rato y ni que decir tiene que los que llevaban desechables también. Que me toque a mí el modelo defectuoso ya es mala suerte. Que YO me quede sin hacer fotos debajo del agua ya pasa a otra categoría.

En fin, con fotos o sin ellas (afortunadamente por ser la primera inmersión nos acompañaba un fotógrafo y un cuate con videocámara, así que tenemos fotos de nuestra inmersión, pero no es lo mismo), la experiencia fue alucinante. 40 minutos de buceo recorriendo el arrecife coralino, viendo peces de colores por todas partes, alguna que otra barracuda. Como ya digo, indescriptible. Aquí sí que una imagen vale más que mil palabras, pero mejor no metamos más el dedo en la llaga. Tendréis que imaginaros los vivos colores de los corales, los movimientos de las anémonas, los peces pequeñitos nadando entre los resquicios, miedosos, los medianitos acercándose a uno con cara de curiosos y los más grandes con pinta de morder si te acercas demasiado.

Habría querido estar ahí debajo mucho más, pero el aire se agotó así que llegó la hora de volver a la superficie. Sintiéndome como Jacques Cousteau volvimos a bordo y nos quitamos todo el equipo de buceo. Creo que la sonrisa no se me borró de la cara en todo el viaje de regreso a la marina.

El resto del día, de relajo en el hotel, terminando de quemarnos la blanca piel mientras hubo sol y después subimos a Cancún pueblo para ver si en el Wal-Mart tenían sombreros (sí, me olvidé el mío, pero de todos modos quiero comprar un Panamá de los que hacen acá) y gafas de buceo (para poder abrir los ojos en la piscina sin que el cloro nos derrita la córnea).

El autobús es un espectáculo en sí mismo. Como los coches de línea españoles de hace 20 años, de esos que unen Villarriba con Villabajo una vez al día, pero más pequeños. El trayecto de ida nos tomó más de la cuenta, en cada hotel hay una parada y en cada parada hay un grupito de gringos que quieren ir a la zona de juerga. Después de cogerlos a todos y de dejarlos en el Coco Bongo y similares, seguimos ruta hasta Cancún ya a mejor ritmo. En total, 1 hora. En el Wal-Mart no había sombreros decentes, pero sí gafitas cutres. Y en el pequeño Domino?s Pizzas que había de paso, una pizza mexicana (con jalapeños, mmm, qué rica).

De vuelta en similar autobús, esta vez prácticamente vacío y sin paradas; media hora más tarde a la camita a descansar.


Como pez en el agua


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://biomaxi.blogalia.com//trackbacks/50358

Comentarios

1
De: Anónimo Fecha: 2007-06-20 14:51

Maldito catalán evasor de impuestos.



2
De: Nfer Fecha: 2007-06-20 20:29

Vaya, he aprendido una cosa nueva:
"videógrafo" :)
Y en cuanto a las fotos, ólvidalas...
Disfruten, que por fotos o videos los vemos en la TV o en alguna revista...lo importante es pasarla bien.

Anda, ¡a qué perder el tiempo leyendo comentarios!¡ Enjoy!

:D



3
De: Anónimo Fecha: 2007-06-20 21:32

Maldita argentina hedonista.



4
De: Anónima Fecha: 2007-06-20 22:21

Maldito Anónimo comentarista XDDD



5
De: Nfer Fecha: 2007-06-21 17:54

¡Qué bueno! ¡me han dicho hedonista!
¡Siempre quise serlo!:D

Gracias, Anónimo. ¡Te deseo que seas el más rico de tu familia!(*)

(*)antigua y eficaz maldición yiddish.



6
De: Anónimo Fecha: 2007-06-21 19:48

Te deseo que vivas tiempos interesantes.
(*)Antigua maldición china.



7
De: Xac Mazo Fecha: 2007-06-21 21:23

Joer Maxi, han llamado catalán a un madrileño castizo como tú. Deberías sentirte orgulloso XDD. Lo de evasor de impuestos no se si será verdá, pero teniendo en cuenta lo mucho que te quejas de no tener un chavo este lujoso viaje resulta sospechoso. ¿No estarás trapicheando con las cosas del labo, eh?. Las escamas de zebrafish creo que colocan mazo, tío.



8
De: Nfer Fecha: 2007-06-22 20:55

El cartero llamará tres veces.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.92.190.11 (d68b07f328)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Ir Arriba

Powered by Blogalia
Derechos reservados bla bla